15,99€
1 Nuevo Desde 15,99€
Amazon.es
7,99€
2 Nuevo Desde 7,99€
Amazon.es
Envío gratuito
18,77€
1 Nuevo Desde 18,77€
Amazon.es
Última actualización: enero 1, 2019 7:21 pm

Ohmetro

El ohmetro u ohmímetro es un instrumento que sirve para medir la resistencia eléctrica de un circuito, o lo que es lo mismo, la oposición o dificultad que encuentra el paso de una corriente eléctrica por un conductor.

La unidad de medida para la resistencia es el ohm (Ω) u ohmio, razón por la cual el instrumento lleva su nombre. Está compuesto por una pequeña batería para aplicar un voltaje a una la resistencia bajo medida, para luego, mediante un galvanómetro, medir la corriente que circula a través de la resistencia.

Cuando en los terminales se coloca la resistencia que se desea medir, se produce una caída de tensión y la aguja se desplaza hacia valores inferiores, de derecha a izquierda. En el polímetro las escalas del voltaje e intensidad crecen de izquierda a derecha, mientras que la escala de resistencias lo hace al revés.

Los ohmetros, a excepción de los elaborados con fines educativos, se encuentran comercialmente presentes en los multímetros, tester o polímetros, aparatos capaces de leer la intensidad, el voltaje y la resistencia de un circuito.

Utilidad del ohmetro

La utilidad del ohmetro no solo consiste en poder medir la resistencia de un componente o un circuito, sino en poder detectar la ausencia de resistencia o lo que se conoce como continuidad.

De este modo, el ohmetro es la primera herramienta de diagnóstico para equipos o circuitos que presentan alguna avería, ya que cuando medimos la continuidad de cada componente estamos verificando si por allí está fluyendo la corriente eléctrica.

En los ohmetros digitales se ha añadido un elemento sonoro que avisa al usuario si existe continuidad, lo que facilita aún más la revisión de los circuitos.

Tipos de ohmetros

Los ohmetros se pueden clasificar de varias formas, pero podemos decir que, básicamente, hay dos tipos: el analógico y el digital.

Ohmetro analógico

Es el que resulta de usar un galvanómetro o elemento de aguja de bobina móvil cuya escala es no lineal (estos equipos suelen ser usados en laboratorios con fines didácticos), al cual se le añade la resistencia (shunt) que cumple la función de proteger el galvanómetro, y las resistencias destinadas a medir distintos grados de continuidad del circuito.

Muestran la lectura final por medio de una escala asociada a la aguja y, por consiguiente, pueden presentar un margen de error relativamente grande, según la exactitud de la escala.

Ohmetro digital

Los ohmetros digitales funcionan por medio de elementos electrónicos y permiten usar una fuente de corriente en serie con la resistencia a medir. Poseen, además, un rango y precisión mucho mayor. La lectura final se indica en un display digital, y al ser un número exacto, no hay otro margen de error que el propio admitido por el aparato.

¿Cómo utilizar de manera correcta un ohmetro

Para usar correctamente el ohmetro es conveniente seguir los siguientes pasos:

  • La resistencia a medir no debe estar conectada a ninguna fuente de tensión o a ningún otro elemento del circuito, pues causaría mediciones inexactas y, generalmente, los equipos suelen dañarse por este tipo prácticas.
  • Verificar el estado de las baterías y reemplazarlas en caso de agotamiento.
  • Se debe ajustar a cero para evitar mediciones erróneas y, en caso de ser posible, escoger un rango de medida específico en el aparato.
  • Al terminar de usarlo, es necesario quitar la batería, pues al dejar encendido el instrumento, la batería se puede descargar totalmente. Si se llega a olvidar encendido durante un tiempo muy largo, las baterías pueden expulsar químicos que dañen los circuitos.

¿Cuánto cuesta un ohmetro?

Como comentamos anteriormente, los ohmetros suelen estar incorporados a los multímetros, y estos pueden variar de precio de acuerdo a si son digitales o analógicos, o de acuerdo a su nivel de complejidad.

Los más accesibles pueden conseguirse por menos de 20 euros, pero los que incorporan más funciones y prestaciones, como memoria de datos, rango de magnitudes o pantallas de 4000 conteos, pueden llegar a 70 u 80 euros.

Los ohmetros para las necesidades más exigentes llegan a costar entre 500 y 2000 euros.