21,99€
99,99
in stock
1 Nuevo Desde 21,99€
2 Usado Desde 19,14€
Amazon.es
Envío gratuito
21,99€
29,99
in stock
2 Nuevo Desde 21,99€
Amazon.es
Envío gratuito
30,99€
39,99
in stock
1 Nuevo Desde 30,99€
Amazon.es
Envío gratuito
13,99€
17,99
in stock
1 Nuevo Desde 13,99€
Amazon.es
Envío gratuito
25,99€
35,99
in stock
1 Nuevo Desde 25,99€
Amazon.es
Envío gratuito
23,90€
24,95
in stock
21 Nuevo Desde 20,95€
3 Usado Desde 21,64€
Amazon.es
Envío gratuito
17,29€
in stock
9 Nuevo Desde 14,91€
2 Usado Desde 13,91€
Amazon.es
Envío gratuito
44,99€
54,99
in stock
1 Nuevo Desde 44,99€
Amazon.es
Envío gratuito
12,99€
17,99
in stock
1 Nuevo Desde 12,99€
Amazon.es
Envío gratuito
19,99€
25,99
in stock
1 Nuevo Desde 19,99€
Amazon.es
Envío gratuito
26,99€
89,99
in stock
1 Nuevo Desde 26,99€
Amazon.es
Envío gratuito
18,87€
in stock
4 Nuevo Desde 18,87€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: diciembre 12, 2019 11:30 am

Las pistolas de calor destacan por ser como un secador, pero con la ventaja de ofrecer un flujo de aire caliente a una mayor temperatura y constante. Para que te hagas a la idea, este tipo de pistolas pueden llegar a lanzar aire a una temperatura de hasta 600 grados. En algunos casos también es usada para limpiar superficies de materiales orgánicos, que se hayan solidificado y endurecido, y que por ellos sean difíciles de limpiar con agua u otras herramientas.

Este tipo de pistolas se pueden usar para muchas cosas, aunque lo más común suele ser usarla para eliminar masilla, reblandecer la pintura o incluso doblar tubos de PVC. Una pistola de calor es un dispositivo diseñado para succionar aire, comprimirlo y luego expulsarlo a una temperatura muy elevada y con una fuerte presión.

Su función es quitar recubrimientos de cualquier tipo, ya sea de pintura, de esmalte y hasta escombros. Se alimentan de energía eléctrica, requiriendo de mucho voltaje.

Tipos de pistolas de calor

Las pistolas de calor en esencia son bastante parecidas, pues todas cumplen la misma función, lo que puede variar entre ellas es el nivel de potencia o los accesorios que incorporan. Podemos hablar entonces de dos tipos de pistolas de calor.

  • Las pistolas sencillas, que vienen en una presentación muy simple con una sola boquilla.
  • Las pistolas de calor con accesorios, que integran diferentes boquillas parar salidas de aire diferentes.

¿Qué se debe considerar a la hora de comprar una pistola de calor?

A la hora de comprar una pistola de calor, debes asegurar que la misma te permita regular la potencia como la temperatura. Gracias a esto podrás usarla para diferentes fines, mientras que si solo te permite una opción, entonces solo la podrás usar para una única tarea. Lo más común es que las pistolas te permitan regular el flujo de aire y de temperatura en dos opciones, pero los modelos de más calidad te permitirán una regulación más profesional.

El interruptor es otro de los puntos que debes tener en cuenta. Los hay sencillos de on y off, mientras que también encontrarás pistolas con un interruptor deadman, esta opción es la más recomendada y por ello solo se suele encontrar en los modelos de más calidad. Este tipo de interruptor hace que la máquina se apague de manera automática en caso de caída, por lo que puede evitar más de un accidente. Aunque como imaginarás, el precio es un poco más caro, a cambio de tener una mayor seguridad. No olvide mirar si cuenta con el sistema de corte térmico.

Gracias a esto se cortará en caso de sobrecalentamiento, recordando que la máquina tiene que ponerse a elevadas temperaturas para darte el flujo de aire que necesitas para trabajar. También puede ser una buena opción tener en cuenta si tiene o no manos libres. Sin olvidar que es muy importante mirar si es fácil y cómoda de usar.

5 usos básicos de las pistolas de calor

  • Restaurar muebles: gracias a las enormes temperaturas que emiten, las pistolas pueden decapar pintura en superficies de madera, como la de muebles antiguos. Estas decapadoras de aire caliente acaban rápidamente con viejos barnices y pinturas acrílicas.
  • Modelar y soldar plástico: las pistolas de calor también son herramientas idóneas para trabajar con piezas de plástico, por ello en algunas ocasiones también se emplean como soldador de aire caliente para plástico o para moldear tuberías de materiales termoplásticos, como el PVC, el teflón o el nailon.
  • Despegar: no solo pegatinas y adhesivos con absoluta facilidad, sino también superficies más complicadas como suelos de vinilo, suelos Sintasol o moquetas de linóleo.
  • Reparar parachoques: sin duda, una de las aplicaciones más imaginativas de las pistolas de calor. Como ya hemos mencionado, las pistolas de aire caliente pueden moldear el plástico, y por ello nos pueden servir de ayuda para eliminar esos fastidiosos bollos de nuestro parachoques. Una tarea muy simple que nos puede ahorrar la dolorosa visita al taller de chapa y pintura.
  • Reparar instalaciones eléctricas: tanto si queremos unir cables mediante tubos termoretráctiles como si necesitamos soldar pequeños componentes de circuitos eléctricos, la pistola de calor es nuestra mejor aliada frente a las reparaciones electrónicas.

Mejores pistolas de calor

Esta pistola de calor se presenta con un motor potente de 2000W para un óptimo rendimiento en cada tarea a realizar, con un rápido calentamiento reduce tiempo y esfuerzo. Permite configurar la temperatura a dos modos y es muy fácil de operar de forma manual.

Viene acompañada de algunos accesorios que facilitan todas las tareas, cuatro boquillas y dos raspadores que serán de gran utilidad en todos los proyectos a realizar. Con un mango antideslizante para mayor seguridad y precisión, es cómodo y tiene un diseño que lo protege en caso de sobrecargas que prolonga su vida útil. Construida en material resistente y duradero es una excelente opción que se encuentra ahora disponible.

Este moderno y cómodo diseño de pistola de aire caliente se presenta como una excelente opción disponible actualmente en el mercado. Este modelo específicamente ofrece más de 500 horas de vida útil y puede usarse para quitar capas de pintura, soldar, ablandar algunos materiales y algunas funciones más.

Un instrumento de trabajo cómodo y muy fácil de usar que además posee un sistema de calentamiento rápido y seguro para desempeñar las tareas necesarias en menos tiempo, con protección contra sobrecargas de calor. Un instrumento seguro y confiable con una muy buena relación calidad precio insuperable.

Este diseño, moderno e innovador, viene con tres rangos de calor según el trabajo a realizar, lo que facilita enormemente las tareas. Con un motor fuerte y potente de 1800W, con cuatro boquillas adicionales que permite controlar la cantidad de aire caliente que sale de la pistola. Una herramienta segura con una durabilidad de 500 horas según las pruebas en los laboratorios del fabricante.

Segura, con un sistema de protección contra calor, ergonómica y muy fácil de usar. Una de las mejores opciones disponibles.