1,94€
in stock
3 Nuevo Desde 1,94€
Amazon.es
0,93€
in stock
4 Nuevo Desde 0,93€
Amazon.es
6,00€
in stock
3 Nuevo Desde 5,90€
Amazon.es
Envío gratuito
0,66€
in stock
4 Nuevo Desde 0,66€
Amazon.es
6,01€
13,41
in stock
2 Nuevo Desde 6,01€
Amazon.es
15,02€
in stock
1 Nuevo Desde 15,02€
3 Usado Desde 10,18€
Amazon.es
Envío gratuito
7,49€
in stock
1 Nuevo Desde 7,49€
Amazon.es
Envío gratuito
13,99€
25,99
in stock
1 Nuevo Desde 13,99€
1 Usado Desde 13,71€
Amazon.es
Envío gratuito
Última actualización: enero 1, 2019 7:21 pm

Potenciometro

El potenciómetro es un componente eléctrico o electrónico que permite variar la resistencia en un flujo de corriente eléctrica, desde 0 ohmios (ohm) al valor máximo del componente, a través de una perilla o elemento de graduación. Un ejemplo son las típicas ruedas con las que se sube o baja la intensidad de la música.

Los potenciómetros consisten en una tira resistiva (generalmente elaborada en carbón), un contacto deslizante que se mueve a través de la tira, una rueda y tres pines o terminales de contacto.

Si hiciéramos una analogía con la fontanería, el potenciómetro puede ser entendido como una llave de paso que es capaz de graduar el flujo o dividir el caudal en dos.

Tipos de potenciómetros

Según la resistencia

Existen dos grandes tipos de potenciómetros: los lineales y los logarítmicos.

Los primeros varían su resistencia de forma constante a lo largo de su recorrido, mientras que los potenciómetros logarítmicos varían poco la resistencia al principio de su recorrido y mucho más al final del mismo. Los primeros responden a la abreviatura LIN y los segundos a LOG.

La diferencia entre ambos radica en el hecho de que la resistencia, que es el elemento que evita el paso de la corriente eléctrica, está hecha de una composición homogénea en el caso de los lineales. Esto hace que la resistencia crezca de forma constante.

En los logarítmicos el elemento resistivo está compuesto de forma tal que la concentración de carbón va en aumento en relación a la longitud del recorrido, de modo que se obtiene una resistencia mayor al final del recorrido de la rueda.

Existe un tercer grupo, los potenciómetros sinusoidales, en los cuales la resistencia depende del ángulo de giro y no del recorrido, pero su uso no es tan habitual.

Según la forma

En un orden mucho más genérico, existen potenciómetros con características físicas diferentes: de deslizantes con forma horizontal, y otros más comunes en forma de reloj o cápsula (rotatorios).

Entre los potenciómetros rotatorios existen los de mando, aquellos en los que el usuario es quien decide como graduar la resistencia (la rueda se encuentra en la zona externa del aparato) y los de ajuste, en los que el componente es controlado electrónicamente y el usuario no entra en contacto con el potenciómetro.

Utilidades del potenciómetro

Los potenciómetros tienen dos funciones desde el punto de vista electrónico: ser una resistencia variable o dividir un flujo de corriente eléctrica. El uso de una u otra dependerá de cómo se conecte el potenciómetro al circuito: para el primer caso deben conectarse dos de los tres pines y para el segundo deben conectarse los tres.

Los potenciómetros suelen estar presentes en muchos tipos de aparatos o circuitos, no obstante, los que están relacionados con el sonido son los que generalmente se suelen usar como ejemplo, ya que el control del volumen en la gran mayoría de dispositivos de audio se realiza mediante potenciómetros que regulan la salida de sonido, de menos a más, a través de una perilla o rosca.

Para este tipo de aplicaciones se suelen usar potenciómetros logarítmicos, ya que el oído humano percibe las variaciones de volumen y tono en proporciones logarítmicas y no escalares.

El uso de los potenciómetros en la industria electrónica es muy grande. Entre los que están a nuestra vista podemos mencionar los que se encuentran en:

  • Instrumentos musicales: guitarras eléctricas, bajos, sintetizadores, teclados…
  • Mandos de consolas de videojuegos y accesorios para ordenadores como joysticks.
  • Equipos de audio: cadenas de música, radios, televisores, home teathers, etc.
  • Paneles de control industrial.
  • Iluminación: se encuentran habitualmente en los reguladores de intensidad de las luces.

Cuando una persona ajusta un potenciómetro, ésta está modulando la corriente que alimenta los equipos de iluminación y, por lo tanto, puede hacer que las luces se atenúen o sean más brillantes. En este caso, los potenciómetros más adecuados son los lineales.

Escoger y adquirir un potenciómetro

El precio de un potenciómetro viene dado, sobre todo, por la magnitud de la resistencia total que ofrece. El precio también cambia si se trata de potenciómetros lineales o logarítmicos, y en relación al número de vueltas.

Los potenciómetros más sencillos, hasta 50 ohmios, tienen un valor estimado en 0,34 euros; en cambio, uno de 50k ohmios multivuelta puede costar aproximadamente 15 euros.